Archivo por meses: Diciembre 2013

Los robots ya están aquí

Lo que hace sólo unos pocos años era ciencia-ficción hoy es una realidad. Los robots ya están aquí y en los próximos 10 años van a proliferar en todo tipo de tareas.

Este interesante video del ajedrecista Kasparov nos ilustra las diferencias de cómo piensa una máquina y el ser humano.

Universidad en Andalucía: no somos tontos

roto universidad

Después de leer atentamente la moción que ha presentado esta semana el Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, relativa a política general de Universidades, no me cabe duda de que nos toman a los andaluces y a su comunidad universitaria por tontos.

Cómo si no se puede explicar que soliciten más y más fondos para la educación universitaria cuando el ministro Wert, y su escudero universitario el Sr. Rajoy, son conocidos a nivel internacional por las barrabasadas que están cometiendo en nuestro país en contra de la docencia, la investigación y la innovación universitaria pública en España. Han cerrado el grifo presupuestario a todos los servicios públicos, universidad incluída, y se han dedicado a rescatar bancos y autopistas.

Si cabe, con especial ahínco en contra de la universidad pública por una cuestión puramente ideológica. Pasado el tiempo en que engañaron al pueblo diciéndole que la aristocracia era una cuestión sobrenatural, de cuna, de sangre, han pasado a decir que las desigualdades son justas. Para las señorías del PP, los más ricos y los más poderosos lo son porque se han esforzado más que otros y se han hecho merecedores de mayor estima. El mito de la meritocracia ha enterrado el mito de la igualdad.

Pero todos sabemos que la meritocracia, sin igualdad de oportunidades, amplia la brecha social haciendo más ricos a los pudientes y más pobres a las capas más humildes de nuestra sociedad.

Su hoja de ruta ya está trazada y han puesto al frente a un ministro que sin escrúpulos va a intentar llevarla a cabo. Para los dirigentes del PP, que son cultivadores incansables de la mercantilización de la sociedad, todo tiene que pasar por el mercado y ser negocio, incluyendo la educación universitaria. Y para lograr este objetivo lo que van a hacer es seguir desprestigiando las universidades públicas como han hecho siempre, van a seguir reduciendo los presupuestos, harán que la tasa de reposición del profesorado siga congelada y que sólo se pueda sustituir a 1 de cada 10 docentes/investigadores que se jubilen, expulsarán a nuestros brillantes jóvenes doctores fuera de nuestro país en la fuga de cerebros más grande que España haya tenido en toda su historia, aumentarán las tasas de matrículas hasta niveles no alcanzables por las familias más humildes y seguirán esquilmando las becas hasta que dejen de cumplir la función de aseguramiento de igualdad de oportunidades que tienen encomendada.

¿Y cuál será el final del proceso? Unos servicios universitarios caros y de baja calidad. ¿Con qué finalidad? Está muy claro: que lleguen las universidades privadas para poder competir en calidad y precio. Y a esto, los líderes de PP lo llamarán libertad de elegir. Multiplicarán la oferta, privada por supuesto, de universidades y, tratándose de un bien de lujo, asistiremos a la proliferación de tantas marcas y posibilidades como podamos encontrar en cualquiera de los productos de consumo de alta gama. Y si no tienen dinero no se preocupen, que becas no habrá, pero si que habrá entidades financieras, muchas de ellas rescatadas con el dinero que debería de haber ido a financiar las becas, que le darán un préstamo con el que puedan comprar su carrera y, si es de las caras, endeudarse de por vida. Porque una vez que la universidad no sea un servicio público sino un bien de consumo habrá desde el segmento de lujo hasta el todo a 100, que es lo que tiene esa libertad de elegir.

Y a las pruebas me remito: con lo que cuesta una carrera en Madrid se estudian dos en Andalucía. En la Comunidad Valenciana las universidades privadas van por doble vía y adelantan cuando quieren según palabras del Presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Valencianas, D. Manuel Palomar. En el último año académico el señor Wert ha denegado 40.000 becas más que el año anterior a los universitarios españoles. Y en cuanto a las becas Erasmus, el señor Wert quiso quitar las becas recién concedidas, incluso con el curso ya comenzado. De tapadillo, para ver si colaba, y mintiendo al decir que la culpa la tenía la Europea. De basura calificó Bruselas las palabras del ministro Wert. ¿Lo recuerdan, verdad?.

Y dejo para el final dejo todo lo relativo a la I+D+i. El lema que orienta su actuación en este apartado está claro: QUE INVENTEN ELLOS.

Los indicadores de I+D se han desplomado, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2012. El gasto en investigación y desarrollo descendió, en total, un 5,6% respecto a 2011, pero en el sector público cayó un 7,4% y en el universitario un 7,2%. El año anterior ya se había reducido un 2,6%. Desde que el PP gobierna ha bajado un 10%.

Pero si nos centramos en el análisis de los Presupuestos Generales del Estado podemos descubrir la verdadera cara del PP en lo que se refiere a la I+D: la caída de la inversión de la I+D en 2012, respecto a 2011, en los presupuestos generales del Estado fue del 22,22%.

La ciencia española desde que el PP gobierna España está de luto. ¿Han leído la Carta Abierta por la Ciencia en España?. Creo que el Grupo Popular no lo ha debido hacer cuando viene una vez más con el engaño al Parlamento de Andalucía. ¿Saben ustedes que un buque insignia de la investigación en nuestro país como es el CSIC está tocado de muerte por la insuficiencia presupuestaria en el que le tienen sumido? ¿Saben a cuanto alcanza la fuga de cerebros? Y lo peor, ¿saben ustedes los nefastos resultados que tendrán sus decisiones sobre el futuro de nuestro país, de nuestra economía y de nuestro mercado laboral?

Se trata de elegir entre el conocimiento que representan las universidades y los parques y centros tecnológicos de Andalucía y los casinos, sean estos en forma de Eurovegas, de burbujas inmobiliarias y financieras o de autopistas que no llevan a ningún sitio.

El Gobierno andaluz ha mantenido y mantiene el compromiso presupuestario, cumpliendo fielmente el Modelo de Financiación del Sistema Universitario Andaluz 2007-2011, prorrogado hasta el año 2014 para garantizar la estabilidad del sistema.

El “Acuerdo con el Sistema Universitario Público por Andalucía” es la hoja de ruta que tanto la Junta de Andalucía como los diez rectores han consensuado como vía para avanzar hacia la excelencia universitaria. En ella se reconoce la deuda y se fijan los mecanismos para saldarla.

Prueba de ello son los casi 100 millones que las universidades han incluido en el Plan de Pago a Proveedores de julio, el incremento hasta 90 millones de euros mensuales donde se incluyen el pago de nóminas, o los 100 millones adicionales comprometidos antes de final de año.

La Junta de Andalucía se mantiene al día en los compromisos económicos mantenidos con los beneficiarios de los proyectos de investigación de excelencia, en sus convocatorias de 2008, 2009 y 2010. En diciembre de 2012 se procedió a la liquidación de la deuda pendiente hasta la fecha, igual que se realizará próximamente con lo comprometido hasta diciembre de 2013.

En las becas Erasmus se está al día en cuanto al pago y en lo referente a las becas Talentia la base reguladora, recientemente aprobada, garantiza las convocatorias para los siguientes ejercicios presupuestarios.

Si quieren acabar con nuestros problemas en el ámbito universitario y científico, señorías del PP, paguen lo que deben, engrasen la máquina, abran el grifo del dinero y verá que rápido se acaban los problemas. Por universidades, por docentes y por excelentes científicos en las universidades andaluzas no va a quedar.

Los andaluces, y sobre todo la comunidad universitaria y científica andaluza, sabe de sobra cuáles son las razones de la insuficiencia de recursos a la que estamos sometidos. Saben que el problema está en Madrid y conocen como se las gastan con Andalucía el ministro Wert y el ministro Montoro. Pertenecemos, los universitarios y científicos andaluces, a una institución milenaria que ha sobrevivido a los avatares más difíciles que se pueden imaginar. Y siempre que se ha tratado de mercantilizar el conocimiento ha resistido el envite. Los socialistas lo tenemos claro y por eso mantenemos el modelo de financiación público en el sistema universitario andaluz y nuestro compromiso presupuestario con él en momentos tan difíciles como el actual.